Prefer to view the site in English? For relevant information, visit the English version of the website.
13May, 2021
0Comentarios
hoja de verificación

¿Cómo se hace la hoja de verificación de calidad digital?

Tradicionalmente, para realizar las hojas de verificación de calidad se han utilizado plantillas en papel que se iban complementando a mano, con las limitaciones y problemas que esto conlleva: trabajo lento y pesado, se pueden cometer olvidos y errores con facilidad, imposibilidad de volcar  automáticamente la información recogida en un software informático… 

 

¿Qué es una hoja de verificación de calidad?

Básicamente, es un formulario diseñado para recopilar datos, por lo que se usa como herramienta genérica para iniciar un proceso de control de actividades para detectar errores y  áreas de mejora, y también para encontrar soluciones a problemas concretos. Se usa típicamente para una inspección de calidad o un control de gestión de riesgos.

Las hojas de verificación están consideradas unas de las 7 herramientas de calidad junto a las siguientes:

  • Diagrama de Ishikawa o Diagrama de causa-efecto. Sirve para identificar muchas  posibles causas de un efecto o problema, clasificándolas en categorías.
  • Diagrama de flujo. Muestra la secuencia de pasos y las distintas posibilidades  que se pueden dar en un proceso: actividades, puntos de decisión,  ramificaciones y  rutas paralelas, así como el orden general de proceso.
  • Gráfico de control. Se utiliza para determinar si un proceso es estable o tiene un comportamiento predecible. Los requisitos establecidos previamente se representan a través de una los límites superior e inferior de las especificaciones.
  • Histograma. Consiste en diagramas de barras y se utiliza para describir la tendencia central, dispersión y forma de una distribución estadística. 
  • Diagrama de Pareto. Herramienta que permite clasificar gráficamente la información de mayor a menor relevancia, con el objeto de destacar los problemas más importantes.
  • Diagrama de dispersión. Normalmente se usa para mostrar cómo se relacionan dos variables entre sí, con el fin de analizar su nivel de dependencia o de independencia. 

Nueva llamada a la acción

¿Para qué sirve esta hoja de verificación en un control de calidad?

Las hojas de verificación de calidad se utilizan en las siguientes fases o etapas de un control de calidad:

  • Comprensión del problema.
  • Implantación del plan específico para solucionar este problema.
  • Asegurar la permanencia de las mejoras que están funcionando.

Kaoru Ishikawa, creador del diagrama que lleva su nombre, identificó los siguientes usos de una hoja de verificación: 

  • Para cuantificar los defectos por producto.
  • Para cuantificar defectos por localización.
  • Para cuantificar defectos por causa (máquina o trabajador).
  • Para realizar un seguimiento a las actividades de un proceso (hoja de chequeo de calidad).

Los errores o áreas de mejora susceptibles de identificarse con una hoja de inspección de este tipo son, entre otros:

  • Errores de contabilidad, facturación, gestión de contratos y en todo tipo de trámites administrativos.
  • Mal funcionamiento en maquinarias o infraestructuras.
  • Incumplimientos en los plazos de entrega de productos o en la realización de servicios.
  • Quejas de los clientes respecto al trato recibido o por una calidad deficiente en productos o servicios.
  • Absentismo laboral difícilmente justificable o excesivo.
  • Incumplimientos de leyes y normativas.

 

Descubre por qué usar aplicaciones de checklists de inspección

 

¿Cómo se confecciona correctamente una hoja de verificación de calidad digital?

Aunque no existe una plantilla de hoja de verificación estándar, sí se pueden seguir algunos pasos para crear una hoja de verificación eficiente:

1. Determinar detalladamente el proceso a observar 

Para ello debemos responder a las siguientes preguntas: 

  • ¿Qué datos necesitamos?
  • ¿Se pueden analizar los datos desde diferentes perspectivas?
  • ¿Cómo se registrarán los datos?
  • ¿Quién realizará la recopilación de datos?
  • ¿Quién va a realizar la recogida de datos, estás preparado para hacerlo de forma eficaz?
  • Recolectados los datos, ¿qué uso les daremos?

2. Definir el período de tiempo de recogida de los datos 

Puede tratarse de horas, días, semanas e incluso meses, dependiendo de la magnitud del estudio.

3. Diseñar una hoja clara,  fácil de usar y adaptable

Para ello es muy recomendable digitalizar el proceso, cambiando el formato papel por otros métodos mucho más cómodos y eficientes, como un archivo en Excel, o, yendo más allá: algún software específico de creación de formularios digitales.

4. Hacer una prueba piloto a modo de test 

No siempre se da con la hoja de verificación idónea a la primera, por lo que es recomendable ir haciendo pruebas hasta encontrar el formato idóneo. Esto es muy sencillo con programas digitales, con los que fácilmente podemos crear versiones de hojas o formularios, hasta encontrar la que mejor se adapte a lo que necesitamos en cada momento.

5. Recopilar datos con rigor y objetividad

La toma de datos sobre el terreno es fundamental, por lo que las personas que las realizan deben tomarse muy en serio este trabajo, tomando todos los datos que hagan falta de forma metódica, rigurosa y sistemática

6. Generar informes donde se plasmen las conclusiones del estudio

Una vez se han recogido los datos, es fundamental generar informes con las conclusiones que nos permitan implementar las mejoras necesarias. Si se trata de informes automatizados y en tiempo real, lo que se pueden conseguir con determinadas Apps o software específicos, estaremos añadiendo mucho valor y eficacia a nuestro trabajo.

¿Una hoja de verificación digital o a mano?

Si realizamos una comparación entre una hoja de verificación digital y una en  papel, no hay duda de que la balanza se decantará hacia el formato digital por sus múltiples ventajas, como poder olvidarnos de papel y ganar en rapidez y eficacia.

Pero si además usamos sistemas de gestión de formularios como Kizeo Forms, que puede usarse como App para móviles y tablets, las ventajas se multiplican. Al usar esta herramienta se saca provecho a potentes funciones, entre ellas: 

  • Toma de datos sobre el terreno con un smartphone o tablet.
  • Ejecución offline/online. No es necesario tener conectividad a internet para capturar los datos.
  • Envío de reportes automáticos y diseño de escenario de correos automáticos.
  • Información centralizada en una base de datos lo cual permite: facilitar las auditorías y generar estadísticas de gran ayuda para el análisis de datos y la toma de las decisiones más acertadas.
  • Mecanismos de geoposicionamiento. Aseguran que el formulario se ejecuta desde el punto real de chequeo.
  • Control de tiempos de ejecución. Puedes agregar el campo de «fecha y hora» para registrar el tiempo que se tarda en realizar cada auditoría / inspección.
  • Homogeneización de criterios para los distintos parámetros a analizar. 
  • Detección de los elementos que no  están alineados con los criterios predefinidos y levantamiento automático de hallazgos. 
  • Verificación de la comunicación. En la gestión de la inspección en terreno es indispensable crear canales de comunicación que permitan a las distintas partes interesadas dar cumplimiento y resolución de las disposiciones comprometidas. 

Con Kizeo Forms vas a conseguir mucho más que crear una hoja de verificación de calidad digital, ya que te va a ayudar en el proceso completo de tus estrategias y acciones de mejora continua.

¿Quieres ahorrar de 10 a 15 horas semanales de trabajo? ¡Prueba ahora los formularios móviles de Kizeo Forms durante 15 días GRATIS!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *